sábado, 28 de marzo de 2015

Flanitos tres chocolates







Esta es la versión de los tres chocolates, pero que están hechos con cuajada y presentados como flanitos que son ideales para cuando tenemos muchos comensales o queremos transportarlos.




Ingredientes:
150 gr Chocolate negro 74%
150 gr Chocolate con leche
150 gr Chocolate blanco
750 cc Nata
750 cc Leche
3 sobres de  Cuajada




Cortamos en porciones los chocolates y los ponemos en tres boles; le añadimos a cada unos 250 cc de nata caliente y removemos hasta que se diluyan completamente.




Preparamos unos vasitos o flaneras.
Deshacemos un sobre de cuajada en 250 cc de leche (si es preciso le damos un toque de batidora) de forma que no queden grumos y lo mezclamos con la mezcla del chocolate negro; llevamos a ebullición removiendo para que no se pegue; el cuanto hierva retiramos y distribuimos en los vasitos, que llevamos al frigorífico.




Mientras se enfría el primer chocolate, preparamos de la misma forma el chocolate con leche y con cuidado lo vertemos el los vasitos, que volvemos a enfriar.
Por último hacemos el chocolate blanco exactamente igual que los anteriores y lo echamos sobre los otros dos, siempre con cuidado de que no caiga bruscamente y se mezclen los chocolates.



martes, 24 de marzo de 2015

Potaje de vigilia con bacalao



Un plato muy tradicional en España en tiempo de cuaresma. Sencillo, completo y buenísimo en todos los sentidos.




Ingredientes:
1 kg de Garbanzos
1 kg de Espinacas congeladas
1 kg de Lomos de bacalao congelado
2 Cebollas
1 Cabeza de ajo
1 cucharada de Pimentón dulce
1/2 cucharada de Pimentón picante (opcional)
4 Huevos




Se ponen a remojo los garbanzos la noche anterior y a la mañana siguiente, se escurren y aclaran bien, se ponen en un caldero con agua limpia y se cocinan durante 45 minutos.
Mientras, se trocea la cebolla y se fríe con los ajos troceados, hasta que estén tiernos; añadimos los pimentones e incorporamos a los garbanzos, a los que añadimos sal.




Al cabo de 10 minutos echamos las espinacas y dejamos que cueza unos 15 minutos más, comprobando el punto de cocción de los garbanzos.
Cuando estén tiernos, cocemos brevemente el bacalao (7 minutos), retiramos piel y espinas, lo separamos en lascas y  añadimos a los garbanzos, que dejamos cocer todo junto unos 5 minutos más.





Finalmente cocemos en un caldero aparte los huevos, solo durante unos 8 minutos para que la yema quede jugosa; los refrescamos, pelamos y los esparcimos troceados por encima de los garbanzos.



viernes, 20 de marzo de 2015

Babka de avellanas pasas





La receta dulce que nos propone Rocío Salan para el mes de Marzo en el grupo Desafío en la Cocina  es ..............un Babka.
Babka es un pastel dulce que se prepara para el domingo de Pascua, en Rusia occidental, Bielorrusia, Ucrania, llamado también Baba o Bobka, que significa abuela y que recuerda los pliegues de las faldas tradicionales de las abuelas.
A su masa se le añade levadura, lo que hace que se parezca más a un brioche, que a un bizcocho, aunque existen muchas variantes, incluso saladas, como es el que se elabora en Polonia o el tradicional judío.
Como todos sabemos, en la cocina está casi todo inventado, y nosotros, en este grupo, solo tratamos de ir conociendo más recetas, ya sean españolas o de fuera de nuestras fronteras, retándonos a nosotros mismos a hacerlas, porque de otro modo quizá ni hubiésemos llegado a conocerlas y mucho menos a elaborarlas. Por supuesto que cada uno pone su miguita de imaginación,  las tunea a su gusto y, ponemos nuestras fotos originales, prueba del esfuerzo que supone, en muchos casos, el hacerlos.




Ingredientes:
650 gr Harina de fuerza
25 gr Levadura fresca
100 gr Azúcar blanco
250 gr de Leche + Agua
2 Huevos
80 gr Aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita Sal
250 gr Avellanas tostadas y molidas
Azúcar moreno al gusto
1 Huevo
2 cucharadas Leche
100 gr Pasas de Corinto
1 chupito de Ron




En el bol de la amasadora ponemos la harina, 100 gr de azúcar, la sal y mezclamos bien; añadimos la levadura disuelta en la mitad de leche-agua tibia, el resto del líquido y el aceite.
Amasamos hasta que la masa esté homogénea, echamos los huevos y seguimos amasando durante 10-12 minutos, hasta que se desprenda de los bordes.
Formamos una bola y la dejamos levedar, hasta que doble su volumen, en un sitio tibio al abrigo de corrientes de aire y tapada con unos lienzos de cocina.




Tostamos las avellanas y las trituramos (no tiene importancia si se nos cuela alguna piel)
Ponemos las pasas a remojo en el ron caliente; y cuando se hayan mojado bien, las escurrimos.




Separamos la yema (reservamos) de la clara, que batimos un casi nada y mezclamos las avellanas, el azúcar moreno, las pasas y la clara, obteniendo una pasta.




Una vez que la masa haya subido, la dividimos en dos y con ayuda de un rodillo formamos unos rectangulos del tamaño de dos palmos x uno y medio.
Rellenamos con la pasta de avellana y envolvemos cerrando los extremos de los dos rollos.




Los retorcemos con cuidado y los ponemos en los molde forrados de papel de hornear, formando unos ochos.
Los pintamos con la yema de huevo batida con 2 cucharadas de leche y dejamos nuevamente que leveden en un sitio cálido.




Aquí están ya subidos y listos para hornear a 180º durante 30 minutos en la parte baja del horno.




¡Y aquí están mis pequeñines, aromatizando toda la casa que es una delicia!





Extraordinarios, no será la única vez que los haga, porque nos encanta esa miga blandita, delicada y jugosa que aprietas entre los dedos y se medio pega.
Les comentaré que al día siguiente y al otro, el babka no había perdido nada de humedad y estaba en óptimas condiciones......más adelante no he llegado a saberlo.








Les recuerdo que el próximo desafío será salado a propuesta de  Mila y Nina y que si quieren ver los Babka de mis compañeros solo tienen que pinchar en el logo que les llevará al blog de Desafío en la Cocina

                                                                       


martes, 17 de marzo de 2015

Champiñones en salsa de coco con pavo a la plancha



Como resulta que tenía en la nevera dos bandejas de champiñones, hoy me he puesto a prepararlos y les he querido dar un aire exótico.




Ingredientes:
2 bandejas de Champiñones
1 Cebolla
3 cucharadas de Garam masala
3 cucharada de Cúrcuma
1 lata de Leche de coco
Filetes de pavo




Pelamos y troceamos la cebolla y la ponemos a pochar en 3 cucharadas de aceite.
Cuando esté transparente la cebolla, añadimos la cúrcuma y el Garam masala removemos y a continuación ponemos la leche de coco.
Probamos de sal y rectificamos.




Limpiamos los champiñones y los añadimos a la mezcla anterior, dejándolos cocer durante unos 10 minutos.




En una sartén con el mínimo de aceite, freímos los filetes de pavo y los servimos acompañados de los champiñones y regados con la salsa.



sábado, 14 de marzo de 2015

Tarta de miel de palma




Esta exquisita tarta la probé por primera vez en la isla de La Gomera y me gustó tanto, tanto, que en cuanto tuve ocasión me puse a intentar sacarla a mi manera y conseguí hacerla .....de eso hace ya bastantes años.
La he hecho muchas veces pero hasta ahora nunca la había fotografiado...... hoy que la he vuelto a hacer para el cumpleaños de una de mis hijas se la muestro.
Es un postre bastante fácil de elaborar, aunque también he de reconocer que es muy entretenida.





Ingredientes:
Para el bizcocho:
6 Huevos
6 cucharadas de Azúcar
6 cucharadas de Harina
Ralladura de naranja
Para el almíbar:
500 gr de Azúcar
250 cc de Agua
Corteza de limón
Para la crema de yema:
Almíbar, menos 1 vaso
6 Yemas de huevo
Para calar el bizcocho:
1 vaso de Almíbar
1/2 vaso de Miel de palma
1/4 vaso de Licor (avellana, baileys, etc)
200 gr Almendras fileteadas
500 cc de Nata
Azúcar glas




En primer lugar hacemos el almíbar con el agua, azúcar y piel de limón, poniéndolo al fuego; cuando comience a hervir lo dejamos 5 minutos y retiramos.
Calentamos el horno a 180º y tostamos las almendras.
Cuando el almíbar esté tibio, se separa un vaso de él y el resto lo unimos a las yemas batidas, lo colamos y ponemos al baño María hasta que se espese la crema.




Para hacer el bizcocho, separamos las claras de las yemas y batimos éstas con el azúcar hasta que blanqueen; añadimos la harina tamizada y la ralladura de naranja.
Batimos las claras a punto de nieve y las mezclamos con las yemas con mucho cuidado y en varias veces.
Forramos un molde cuadrado, lo engrasamos y enharinamos y echamos la pasta igualando toda la superficie. Horneamos en horno precalentado a 180º durante 30 minutos. Cuando esté listo esperamos unos pocos minutos y desmoldamos para que se enfríe.




Cortamos el bizcocho a la mitad horizontalmente y con la mezcla de 1 vaso de almíbar, 1/2 vaso de miel de palma y 1/4 vaso de licor, empapamos bien las dos mitades.
En la mitad que va en la parte de abajo pondremos la crema de yema de forma que no gotee por los lados.
Montamos la nata con el azúcar glas y ponemos la mitad encima de la crema de yema y tapamos con el otro bizcocho.




Pintamos con el resto del almíbar y miel de palma y esparcimos las almendras tostadas por toda la superficie y con ayuda de una manga pastelera adornamos con el resto de la nata montada todos los laterales.
Rociamos con miel de palma y ya tenemos la tarta preparada.



miércoles, 11 de marzo de 2015

Risotto de lacon



Con unas poquitas de sobras y un algo más, nos ha quedado un plato de lujo, que nada tiene que envidiar al más puesto.....aquí no se tira nada.





Ingredientes:
Sobras de lacón cocido en casa
2 tazas de Arroz arborio
1 Cebolla
4 tazas de Caldo casero
1 cucharada de Mantequilla
2 cucharadas de Queso rallado




Pelamos y troceamos la cebolla muy finamente; la ponemos en un caldero con 2 cucharadas de aceite y la cocinamos hasta que esté transparente.




Añadimos el lacón troceado a cuchillo y groseramente; a continuación echaremos el arroz y lo rehogamos durante un par de minutos.
Calentamos el caldo (si es casero y de cocido mejor) y vamos añadiendo cucharon a cucharón a medida que se vaya absorbiendo y sin dejar de remover para que suelte todo el almidón. No necesita sal, ya la llevan el lacón y el caldo.
Procuraremos que quede un poco al dente, porque al reposar adquirirá el punto adecuado. 




Lo retiramos del calor y añadimos una cucharada de mantequilla, dos cucharadas de queso rallado y mezclamos bien para que el queso se funda.
Lo he presentado de dos maneras, una en una cazuelita individual y la otra en un plato con ayuda de un aro de emplatar, dejando que se desmorone un poco.
¡Espero que lo disfruten!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...