viernes, 20 de enero de 2017

Escabeche de pulpo y hortalizas



Este es el desafío nº 49 del grupo Desafío en la Cocina, que corresponde al mes de Enero y que publicamos todos los días 20 de cada mes, y nos los propone Carolina.
El término "escabeche" aparece por primera vez en nuestra lengua en el año 1525 en el *Libro de guisados* de Ruperto de Nola.
Técnicamente es un método de conservación de los alimentos, tanto de pescados que previamente se hierven, se hacen a la plancha o se fríen para posteriormente sumergirlos en el escabeche, como para las aves que es preciso cocerlas o dorarlas y después cocinarlas en el escabeche. Igualmente para las verduras y hortalizas, previo escaldado o breve cocción y luego cubrirlas con el escabeche.




Ingredientes:
Pulpo congelado
Chalotas o cebollas mini
Coliflor
Zanahorias
Brócoli
Pimiento rojo
Pimiento verde




Para el escabeche:
2 vasos de Aceite de oliva
1 vaso de Vinagre de vino blanco
1 vaso de Vino blanco
1 cabeza de Ajo
6 hojas de Laurel
6 Clavos de olor
1 cucharada de Pimentón  de la Vera dulce
Sal




1- Descongelamos el pulpo poniéndolo un día antes en el frigorífico en un recipiente alto, teniendo en cuenta que suelta bastante agua y al día siguiente ponemos un caldero con agua al fuego, mientras lavamos minuciosamente el pulpo. Cuando comience a hervir echamos sal, cogemos el pulpo por la cabeza y lo metemos y sacamos del agua 3 veces (a este proceso le llamamos "asustar") y lo dejaremos 25- 30 minutos (para un pulpo de +- 2kg) hirviendo a borbotones y destapado; comprobaremos el punto pinchando; cuando esté cocido "al dente" lo retiramos del fuego y dejamos reposar unos minutos antes de sacarlo a una fuente.




2- Freímos los dientes de ajo hasta que estén muy ligeramente dorados.




3- Las chalotas las pelamos y las rehogamos brevemente  con el laurel y el clavo en el mismo aceite, sin que se doren, Cuando esté tibio el aceite, se añade el pimentón y la sal.
Por último se añade el vinagre ( aquí hago una aclaración: nos puede parecer que es demasiado vinagre y que estará muy fuerte.......no se preocupen, porque al final podrán comprobar que hubiese podido admitir más cantidad) y el vino, dejando cocer de nuevo, todo junto, unos minutos.




4- La Coliflor la separamos en ramitos y cocemos ligeramente 3 min en agua con sal y reservamos.
5- Pelamos las zanahorias y las cortamos en rueda de 1/2 cm y las cocemos 4 min en la misma agua.
6- El brócoli lo separamos en ramitos que cocemos 2-3 min, también en la misma agua.




7- Los pimientos los cortamos en tiras y los salteamos ligeramente en aceite; primero los verdes y luego los rojos.




 Y como ya tenemos todos los ingredientes preparados, procedemos a introducirlos en el escabeche.




Se ponen las hortalizas y el pulpo en un recipiente de barro o de cristal, lo suficientemente alto para que se puedan cubrir con el escabeche.




Ahora lo dejamos reposar en el frigorífico al menos 24 horas para que se impregnen bien los sabores; el escabeche estará mejor cuando pasen unos días, pero recordando siempre que es una semi conserva y que se mantendrá durante unos siete días, y teniendo la precaución de que el caldo cubra todos los ingredientes; mi abuela decía que había que manipular los escabeches con cucharas de palo y  así lo he hecho siempre ¿la razón?.... no la sé, pero yo seguiré haciéndolo.
Si les ha gustado, les invito a probar estos mejillones gallegos en escabeche, que son el summum.




Pinchando en el logo podrán ver todos los escabeches de los miembros del grupo.
El próximo Desafío será dulce.



martes, 17 de enero de 2017

Casarecce con costillas



Este es un plato muy sencillo y muy agradecido




Ingredientes:
1 kg de Costilla fresca de cerdo
1 paquete de Casarecce
1 Cebolla
2 dientes de Ajo
3-4 Tomates
1 lata de Champiñones laminados
Caldo de carne




Pedimos al carnicero que nos trocee la costilla en porciones muy pequeñas.
Adobamos la carne con un majado de sal y ajo y la freímos para que tome color dorado. En la misma sartén rehogamos la cebolla cortada en dados y a continuación añadimos los tomates pelados y troceados, dejando que se haga la fritura, a la que incorporamos los champiñones laminados y un vaso de caldo para que se cocine durante 30 minutos.
Cocemos la pasta en abundante agua con sal durante 5 minutos, la escurrimos y añadimos al guiso, dejando cocer todos durante unos siete-ocho minutos.



viernes, 13 de enero de 2017

Arroz con pollo y alcachofas



Hoy les traigo un arrocito fácil y sabroso que nos gusta mucho en casa y les ha encantado a mis nietas....estaban comiendo y decían: "uhmmmm abuela" jajajaja (me las como enteritas, a mis bizcochitos)




Ingredientes:
2 Pechugas de pollo
1 Cebolla
3 Tomates
1-2 botes de Alcachofas al natural
1 L de Caldo de pollo
1 1/2 tazas de Arroz redondo
1 sobre de Azafrán 




Cortamos la pechuga en dados, salamos y la doramos en un wok con el mínimo de aceite. Reservamos.
En este mismo recipiente, salteamos la cebolla cortada finamente y cuando esté transparente le añadimos los tomates pelados y troceados dejando todo a fuego suave durante unos 10 minutos.




Añadimos el caldo, el azafrán y el pollo y dejamos otros 10 minutos. Probamos de sal y rectificamos (el caldo ya está sazonado)
Escurrimos las alcachofas.
Incorporamos el arroz y a continuación distribuimos por encima las alcachofas y dejamos que se cocine a fuego moderado durante unos 12-15 minutos.
Dejamos que repose unos instantes y listo ¡Buen provecho!




martes, 20 de diciembre de 2016

Makowiec- Makotch





El dulce que nos ha propuesto M Luz para el 48º Desafío en la Cocina y del mes de Diciembre, es originario de Polonia, donde se elabora y consume tradicionalmente en las fechas navideñas.
Su nombre más conocido es el de Makowiec, aunque en algunos lugares y algunas publicaciones se le llama Makotch.
Me he inspirado en la receta del Chef Christophe.
Básicamente está hecho con una masa que lleva levadura y su relleno es a base de una pasta hecha con semillas de amapola que posteriormente se enrolla. Le he dado un toque un poco diferente, añadiendo otros frutos secos y alguna especia, porque a pesar de que en casa nos gustan mucho las semillas de amapola, me apetecía darle un mayor protagonismo al relleno y no me ha defraudado ¡¡¡Es un postre riquísimo que pienso repetir en cuanto pueda y que les animo a hacer!!!




Ingredientes para la masa:
500 gr de Harina
150 gr de Azúcar
2 Huevos + 4 Yemas
150 gr de Mantequilla
40 gr de Levadura fresca
10 cl  de Leche




Comenzamos diluyendo la levadura en la leche, que debe estar tibia (no más de 40º)
En un bol, ponemos la harina tamizada y a continuación añadimos la levadura disuelta en la leche, la mantequilla (que habremos sacado con antelación de la nevera, para que esté blandita), el azúcar, los huevos y las yemas y procedemos a amasar (a mano o a máquina, yo hoy he comenzado el amasado con la amasadora y lo he terminado a mano)
Esta masa la dejaremos reposar, tapada y en un lugar cálido, hasta que haya doblado su volumen.

Mientras tanto vamos a ir preparando el relleno




Ingredientes para el relleno:
100 gr de uvas pasas s/pipa
200 gr de avellanas (tostadas y molidas)
200 gr de Azúcar
100 gr de Naranjas confitadas
2 Claras
50 gr de Mantequilla blanda
350 gr de Semillas de amapola
1 pizca de Canela (opcional)
1 pizca de Clavo molido (opcional)
1 pizca de Jengibre (opcional)
Leche
Te Earl Grey




En un tazón ponemos un poco de leche y dejamos a remojo las semillas de amapola unos 15 minutos
Remojamos también las uvas pasas  con una infusión tibia de te (el que más nos guste, yo he puesto Earl Grey)




Escurrimos muy bien las semillas (lo más escurridas que podamos), les añadimos el azúcar y la mantequilla fundida; a continuación las claras, las cortezas de naranja confitada cortadas en daditos, las pasas bien escurridas, las avellanas molidas y las especias (esto es opcional, porque la receta del Chef Christophe no las lleva) y mezclamos bien todos los ingredientes.




Extendemos la masa en una superficie enharinada con ayuda de un rodillo (le he puesto un paño enharinado para facilitar la operación de enrollado) y le damos forma de un rectángulo  con un grosor máximo de 1 cm y medio.




Repartimos el relleno por toda la masa, dejando un margen todo alrededor y con mucho cuidado la enrollamos sobre si misma por el lado más ancho.
Le damos forma de corona, bien sobre un papel de hornear o bien en un molde de cake y lo dejamos reposar nuevamente durante una hora aproximadamente y a continuación lo horneamos a 160º durante aproximadamente 45 minutos, dependiendo de cada horno.




Una vez que esté frío el Makowiec lo cubrimos con una glasa.
Ingredientes para la glasa:
200 gr de Azúcar glass
Gotas de  Agua de rosas o Agua de azahar (la que más nos guste)




Pinchando en el logo, podrán ver todas las recetas del grupo
El próximo mes de Enero, que será una receta salada, corresponde desafiar a Carolina













viernes, 16 de diciembre de 2016

Galletas de mantequilla con arándanos y especias-Shortbread cookies cranberry






Ingredientes (50 galletas aprox)
260 gr de Mantequilla
270 gr de Azúcar glas
2 Huevos
460 gr de Harina
1 sobre de Levadura de hornear
1 pizca de Sal
1 cucharada de especias (jengibre, clavo, canela, coriandro y nuez moscada)




Colocamos la mantequilla a temperatura ambiente en un bol y batimos con el azúcar glas; cuando lo tengamos incorporado, añadimos los huevos uno a uno (no poner el segundo, hasta que esté bien integrado el primero) sin dejar de batir.




A continuación añadimos gradualmente la harina tamizada con la sal, la levadura y las especias; finalmente añadimos los arándanos troceados muy finos.




Esta masa resultante, la envolvemos en film y la mantenemos en la nevera hasta que se endurezca lo suficiente para poder estirar con un rodillo entre dos hojas de film y cortar las galletas.




Las vamos colocando en un papel de hornear y la metemos de nuevo en la nevera mientras se calienta el horno a 185º.




Horneamos a media altura durante aproximadamente 12 minutos, teniendo la precaución de vigilar para que no se arrebaten. Retiramos del horno y dejamos que se enfríen completamente antes de retirarlas del papel.






domingo, 20 de noviembre de 2016

Gnocchi-Ñoquis de papa y castaña con salsa de berenjena y ralladura de trufa



En este mes la receta que nos propone Toñi, para el 47º Desafío en la Cocina, toca salada y son unos Gnocchi-Ñoquis.
Los gnocchi o Ñoquis son un tipo de pasta italiana que se elaboran con papas y harina, unos llevan huevo y otros no, y se pueden hacer con gran variedad de ingredientes y tambien se pueden acompañar con infinidad de salsas.
Son típicos de Italia, pero como sucede con muchas recetas, existen similitudes en diferentes países: en la cocina austríaca, argentina, chilena,eslovena, húngara, paraguaya, polaca, rusa, venezolana,...etc
Me alegra mucho esta elección, porque quizá nunca me hubiese atrevido a hacerlos; y diré que me ha gustado muchísimo, son muy entretenidos y mi receta me ha encantado, los ingredientes casaron maravillosamente y estoy más que satisfecha con el resultado obtenido.




Ingredientes:
Para los Gnocchi-Ñoquis:
3 Papas medianas
300 gr de Castañas
1 Huevo
200 gr de Harina
Sal
Para la salsa de berenjena:
3 Berenjenas grandes
2 Cebollas
2 dientes de Ajo
1 vaso de vino Blanco
1 cucharada de Pimentón agridulce de La Vera
Sal
Trufas ralladas




Cocemos las papas con piel al vapor y las castañas en agua (las dos cosas sin sal) Pelamos las papas y escurrimos las castañas y pasamos por el pasapurés.




Una vez que tenemos esto triturado, añadimos el huevo y mezclamos bien; vamos añadiendo la harina tamizada con la sal y comenzamos a amasar.




Los italianos dicen que la proporción ideal de harina, debe de ser la mitad que de papas, pero eso depende de la cocción y la variedad de papa, cuanto más agua lleve, más harina necesitará.
La masa ha de quedar blanda y suave, pero manejable.




De este rollo, iremos tomando porciones con las que haremos un rulo fino y largo de aproximadamente 1cm de espesor y lo cortaremos en trozos del mismo ancho (tendremos siempre la harina a mano para espolvorear la superficie y la propia masa; esto ayudará a manejarla) estos trocitos los deslizamos sobre los dientes de un tenedor para hacerle las marcas características de los gnocchi-ñoquis y los dejamos reposar holgadamente en una bandeja.




Lavamos las berenjenas y las ponemos en una fuente refractaria, las rociamos con un chorrito de aceite y las horneamos a 200º durante 40 minutos.




Cortamos las cebollas en dados y los ajos finamente y los ponemos a pochar sin que se doren.
Añadimos el vino y dejamos que reduzca.




Retiramos la carne a las berenjenas y se la añadimos a la cebolla con el pimentón, que le da un toque fantástico. Salamos y dejamos a fuego muy suave unos 10 minutos.




Una vez hecha la salsa, ponemos al fuego un caldero con agua y sal, y cuando rompa a hervir, echamos los gnocchi-ñoquis y a medida que suban y floten los vamos retirando.




Los presentamos en un plato hondo  poniendo en primer lugar la salsa (que a nosotros nos gusta sin pasar por la batidora) y sobre ella, los gnocchi-ñoquis y como complemento ponemos unos montoncitos de trufa rallada sobre ellos.
¡Buon appetito!




Nuestra próxima desafiadora, en el mes de Diciembre, será M Luz.

Pinchando en el logo podrán ver todas las recetas de los compañeros de grupo



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...