martes, 20 de enero de 2015

King Cake



Hoy toca receta dulce en el grupo Desafío en la Cocina, y lo que nos ha propuesto hacer Carolina es ni más ni menos que un King Cake

Es una especie de bollo, tradicional de Nueva Orleans en Luisiana EE UU, para celebrar el día de Reyes o Mardi Gras o Fat Tuesday, que es 47 días antes del Domingo de Pascua.
Originalmente se hacía una rosca de masa sencilla pero en la actualidad se prepara con diferentes rellenos, adornándola, eso si, con los colores púrpura, oro y verde, que son los colores del Mardi Gras.
Se esconde en el una figurita, representada por un bebé, y al que al comerlo le toque, será el anfitrión de próximo año.




Ingredientes:
   450 gr Harina
   120 cc  Leche
   130 gr Azúcar
   25 gr Levadura
   2 Huevos
   Ralladura de 1 limón
   Agua de azahar
   200 gr de Azúcar glas
   Zumo colado de 1 limón
    Azúcar coloreada púrpura
    Azúcar coloreada oro
    Azúcar coloreada verde





Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.
Formamos un volcán con la harina y el azúcar, en el medio ponemos los huevos, las ralladuras, el agua de azahar y la leche con la levadura.
Comenzamos a amasar de dentro hacía afuera de forma que vayamos incorporando todos los ingredientes y consiguiendo una masa elástica, que no se pegue; este proceso que nos llevará unos 12-15 minutos también podemos hacerlo con una amasadora.






Dejamos levedar la masa tapada con un lienzo en un lugar cálido y alejado de corrientes de aire. Cuando la masa haya duplicado su volumen, volvemos a amasar ligeramente para desgasificarla y formamos un cilindro que dividiremos en ocho porciones.
Les damos forma de bola, los colocamos en un molde de rosca engrasado y enharinado y dejamos de nuevo en reposo hasta que hayan subido.
Como le voy a poner glaseado no es necesario pintar la superficie y lo pongo al horno a 180º durante 30 minutos.






Mientras se hornea el bollo hacemos el glaseado, poniendo el azúcar glas en un bol y añadiendo poco a poco el zumo del limón, hasta que quede una pasta lisa y no demasiado líquida para que cubra bien.
Una vez que el bollo se haya enfriado y lo hayamos desmoldado, lo cubrimos con el glaseado y antes de que este se seque por completo lo adornamos con el azúcar de colores.
Los azúcares de colores se encuentran en tiendas especializadas, pero en caso contrario, se pueden teñir en casa con colorante, preferentemente en gel, poniendo en un recipiente hermético una cantidad de azúcar y unas gotas del colorante, se cierra bien y se agita enérgicamente.....y así hay que ir probando y corrigiendo.






En este enlace podrán ver todas las elaboraciones de los miembros de grupo.

11 comentarios :

  1. Tu glasa me encanta..Tomo nota Isa..Te ha quedado muy bonito!!Besos

    ResponderEliminar
  2. que version tan rica!! seguro que estaba fantastico y disfrutasteis de lo lindo bicos

    ResponderEliminar
  3. Que bonito y rico te ha quedado!! con ese glaseado de limon!! me encanta. Bs.

    ResponderEliminar
  4. Qué buena pinta tiene, y la glasa tiene que estar de muerte, que rica!!!!
    Besos compi

    ResponderEliminar
  5. Me gusta el glaseado que has puesto se ve genial bst

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...