martes, 8 de marzo de 2011

Orellas de carnaval "da Vicenta"






¿ Será por orellas ? Hoy es el día, y me he puesto manos a ellas; podría hacer las de casa, las de mi abuela, las de mi madre, las de muchas-os compañeras-os de blogs, pero me he decidido por las de " Vicenta" que nos pone Alvaro Cunqueiro, en el libro Cocina Gallega.






En casa de mi madre no solo se hacían en carnaval, sino que se aprovechaban restos de masa de empanadas y empanadillas para hacerlas; un postre barato que siempre era bienvenido en una casa de familia numerosa.






Las que hoy están aquí, han salido finísimas, casi filigrana y debo de confesar que lo que menos me gusta es darles la forma, por eso a veces la mejor solución es que se peguen a los dedos en el momento de freírlas.
El toque de anís es magistral, no se nota pero les da el punto; me he agenciado un anís barato, tampoco se va a notar la diferencia y la crisis también llega a los fogones.






Ingredientes:
400 gr de Harina
50 gr de Mantequilla
2 Chupitos de anís
1 Cucharadita de sal
1 Vaso de agua tibia
1 Huevo
Aceite para freír
Azúcar 

Se pone la harina formando un volcán y el resto de los ingredientes en el centro; empezamos a mezclar de dentro hacia afuera para que se vayan incorporando todos , y una vez que estén mezclados amasamos unos 10 minutos.
Se van cortando porciones de masa manejables y con el rodillo se afinan lo más posible, se cortan unos rectángulos o se le da la forma que se quiera y se fríen en abundante aceite caliente. Al sacarlos de la sartén se espolvorean generosamente con azúcar.
En esta ocasión la masa la he pasado con la maquina de hacer pasta y he conseguido unas tiras muy, muy finas, que luego permite que no se hagan muy pesadas las orellas.
También he utilizado aceite de girasol para freírlas .

10 comentarios :

  1. Celebro tu ánimo para consentir a la familia con delicias tradicionales.

    ResponderEliminar
  2. en mi casa también se hacen a menudo durante el año, normalmente para cenar con un vaso de leche y tan contentos

    ResponderEliminar
  3. Salieron tan ligeritas (sin cera, ni nada) que son un peligro..... te pones a comer y cuando te dás cuenta.... ZASSSS.... te has "mandado" media fuente, jajaja

    ResponderEliminar
  4. Las orejas te quedaron muy buenas, finitas y con un color...se parecen mucho a las que hago yo...en mi casa también se toman para cenar con un vaso de leche.
    En cuanto a tu entrada anterior, todavía estoy alucinando...no he mirado los blogs pero me parece algo muy feo.

    Un bico

    ResponderEliminar
  5. Tienen una pintaza!!! Y con forma de oreja!!

    ResponderEliminar
  6. jijijij..... de oreja de duendecillo....

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué buenas y qué pinta más rica! ¿tienen buen oído esas orejas? ;-)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta esta receta, y la forma que haces las orejas. Gracias por visitar mi blog, eres bienvenida!

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  9. Ya la encontré!!!! me la apunto y cuando venga mi hija se lo preparo!!! besotes

    ResponderEliminar
  10. Isa yo hago la misma receta,te quedaron divinas!!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...