lunes, 13 de febrero de 2017

Casadielles





Las casadielles son un postre típicamente asturiano, que se hace con productos  sencillos y "de siempre" y vienen a ser una especie de empanadillas que bien pueden freírse u hornear; igualmente son deliciosas, y eso si, un poco contundentes en calorías.
Esta receta se la he tuneado a Loly, que a su vez la tomó de la Señora Rosita, que vive en una aldea asturiana cercana a la capital.
En estas recetas de toda la vida, lo normal era hacer las cosas a ojo con las cantidades; cuando el tacto y el paladar te digan está bien....bien está. Yo pondré las medidas lo más aproximadas que pueda.




Ingredientes:
Para el relleno
200 gr de Nueces sin cáscara
120 gr de Azúcar
1 cucharadita de Canela
Ralladura de 1/4 de Limón
1/3  (vaso de agua) de Anís

Se calienta el horno con el fin de secar ligeramente las nueces (nada de tostarlas)
Cuando se enfríen se trituran; yo he dejado algunos trozos más grandes para que se noten al morderlas.
Mezclamos las nueces con el azúcar, pero conviene ir probando para acertar con el gusto de cada uno, la canela, las ralladuras y el anís. Reservamos.




Para la masa (35-40 piezas)
1 vaso (de agua) de Aceite de oliva
1 vaso (de agua) de Vino blanco
1 Yema de huevo
1 cucharada (de café, abundante) de Sal
1 sobre de Levadura en polvo
Harina (me llevó aprox 500 gr)

Mientras se secan y enfrían las nueces procedemos a hacer la masa.
En un cuenco echamos el aceite, el vino y deshacemos la yema del huevo; añadimos las sal y la levadura y vamos incorporando la harina tamizada, mientras mezclamos con una cuchara de palo; cuando tenga cuerpo, la retiramos del cuenco y la trasladamos a la superficie de trabajo para seguir amasando y añadiendo la harina que necesite, hasta obtener una masa elástica y suave que no se pega a las manos.
Estiramos la masa en porciones pequeñas (pueden estirarla mucho, que no se romperá, yo he procurado que resultase lo más fina posible, porque la masa crece al freír y resultarían muy gruesas).
Se coloca en el centro una cucharada del relleno, se pintan los bordes con la clara batida y se sellan bien para que no se salga el relleno al freírlas.
Empecé haciéndolas con la masa cuadrada, pero acabé dándoles forma de empanadillas porque así quedaban más finas.
Se fríen en abundante aceite, hasta que tomen color y se espolvorean con azúcar al sacarlas de la sartén.



1 comentario :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...