sábado, 20 de febrero de 2016

Baba al ron-Baba au rhum-Baba napolitano



Triunfal el debut de Toñi como desafiadora del grupo, para el Desafío en la Cocina nº 40 con un Babá.
Este postre lo introdujo en Francia el rey Stanislas Leszczynski (1677-1766) padrastro de Luis XV, exiliado en Nancy.
Partiendo de un pastel típico de la Lorena, el Kouglof, y se bañó con un almíbar con ron e incluso en algún momento de la historia también se le añadieron uvas pasas; tanto gustó que lo bautizó con el nombre del tradicional pastel polaco, Baba (mujer anciana-abuela). Posteriormente este postre cruzó los Alpes y los napolitanos lo adoptaron haciéndolo suyo (en algunos casos está bañado en limoncello)
Yo he seguido la receta de Pierre Marchesseau con algunos cambios que consideré más de nuestro gusto.





Ingredientes:
Para la masa
250 gr Harina de fuerza
12 gr Levadura de cerveza
3 Huevos (L)
90 gr Mantequilla
1 cucharada de Azúcar
Pellizco de sal
Para el almíbar
1/2 l de Agua
250 gr Azúcar
60 gr  Ron tostado
Para la natilla de caramelo al cardamomo (pinchar aquí)
1 litro Leche entera
200 gr Azúcar
1 palito Canela
1 corteza Limón
3 yemas Huevo
3 cucharadas /s Maizena
4 semillas de Cardamomo

                                                                                         


Tamizamos la harina, hacemos un volcán y añadimos la sal, azúcar y la levadura disuelta en una cucharada de agua tibia. En un cuenco aparte batimos ligeramente los huevos y los incorporamos a la mezcla anterior y procedemos a amasar (lo he hecho en máquina) resultando una masa bastante pegajosa a la que añadiremos la mantequilla a temperatura ambiente, mientras seguimos amasando enérgicamente, cuanto más tiempo mejor, hasta obtener una masa elástica y lisa.




He dejado la masa levedar alrededor de dos horas.
Se engrasan y enharinan los moldes de babá o en su defecto unos moldes de aluminio adaptados a las medidas de los babás (hice una especie de mini chisteras) se rellenan a 1/3 de su capacidad y se dejan reposar una vez más en un lugar cálido, hasta que sobresalgan un poco del borde.




Horneamos a 180º durante 15-20 minutos hasta que estén dorados. Una vez hechos dejamos que se enfríen antes de desmoldarlos con cuidado.




Para hacer el almíbar ponemos en un caldero el azúcar con el agua y llevamos a ebullición manteniéndolo así unos 6-7 minutos, añadimos el ron y damos 5 segundos más de hervor.




Ahora procedemos a sumergir los babás fríos en el almíbar caliente y dejarlos unos minutos para que se empapen bien,  retirarlos con sumo cuidado y colocarlos en una fuente. Es conveniente calentar el almíbar antes de remojar cada tanda de babás.
Para acompañarlos he puesto unas natillas de caramelo al cardamomo y ha sido el complemento ideal, se lo recomiendo....mucho.





Pinchando en el logo podrán ver todos los babás que presentan mis compañeros de grupo. Les recuerdo: nuestro próximo desafío será salado de mano de M Luz.





8 comentarios :

  1. Que ricos...y esas natillas un buen acompañamiento. Me lo apunto.
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Qué apañada me ha encantado la forma de los moldes y qué bien formados se han quedado, lucen espectaculares. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno, pero si son auténticos babás, con ese molde tan original. Se ven espectaculares y seguro que deliciosos.
    Un besote

    ResponderEliminar
  4. Esto tiene que ser una delicia...el babá y las natillas...un manjar!! Bs.

    ResponderEliminar
  5. ohhhh dios esas natillas de caramelo con esos babás!! eso es rizar el rizo!! que maravilla! me alegro que os haya gustado el desafío, eres una artistaza te quedaron divinos!

    ResponderEliminar
  6. te han quedado genial, las fotos preiosas y el molde te ha quedado muy bien , felicidades y besitos

    ResponderEliminar
  7. que ricos y jugositos han quedado, además con esas natillas para mojarlos aún mas tiene que ser una delicia, biquiños

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...