lunes, 13 de febrero de 2017

Casadielles





Las casadielles son un postre típicamente asturiano, que se hace con productos  sencillos y "de siempre" y vienen a ser una especie de empanadillas que bien pueden freírse u hornear; igualmente son deliciosas, y eso si, un poco contundentes en calorías.
Esta receta se la he tuneado a Loly, que a su vez la tomó de la Señora Rosita, que vive en una aldea asturiana cercana a la capital.
En estas recetas de toda la vida, lo normal era hacer las cosas a ojo con las cantidades; cuando el tacto y el paladar te digan está bien....bien está. Yo pondré las medidas lo más aproximadas que pueda.




Ingredientes:
Para el relleno
200 gr de Nueces sin cáscara
120 gr de Azúcar
1 cucharadita de Canela
Ralladura de 1/4 de Limón
1/3  (vaso de agua) de Anís

Se calienta el horno con el fin de secar ligeramente las nueces (nada de tostarlas)
Cuando se enfríen se trituran; yo he dejado algunos trozos más grandes para que se noten al morderlas.
Mezclamos las nueces con el azúcar, pero conviene ir probando para acertar con el gusto de cada uno, la canela, las ralladuras y el anís. Reservamos.




Para la masa (35-40 piezas)
1 vaso (de agua) de Aceite de oliva
1 vaso (de agua) de Vino blanco
1 Yema de huevo
1 cucharada (de café, abundante) de Sal
1 sobre de Levadura en polvo
Harina (me llevó aprox 500 gr)

Mientras se secan y enfrían las nueces procedemos a hacer la masa.
En un cuenco echamos el aceite, el vino y deshacemos la yema del huevo; añadimos las sal y la levadura y vamos incorporando la harina tamizada, mientras mezclamos con una cuchara de palo; cuando tenga cuerpo, la retiramos del cuenco y la trasladamos a la superficie de trabajo para seguir amasando y añadiendo la harina que necesite, hasta obtener una masa elástica y suave que no se pega a las manos.
Estiramos la masa en porciones pequeñas (pueden estirarla mucho, que no se romperá, yo he procurado que resultase lo más fina posible, porque la masa crece al freír y resultarían muy gruesas).
Se coloca en el centro una cucharada del relleno, se pintan los bordes con la clara batida y se sellan bien para que no se salga el relleno al freírlas.
Empecé haciéndolas con la masa cuadrada, pero acabé dándoles forma de empanadillas porque así quedaban más finas.
Se fríen en abundante aceite, hasta que tomen color y se espolvorean con azúcar al sacarlas de la sartén.



viernes, 3 de febrero de 2017

Pithiviers






El Pithiviers es un pastel francés que data del siglo XVIII y coincidiendo con la invención del hojaldre; consiste en dos círculos de hojaldre rellenos de crema de almendras (frangipane). Su nombre viene de la ciudad del mismo nombre situada al sur de París, un lugar que era punto de encuentro para muchos comerciantes, en especial el de almendras traido por los romanos.
A partir del año 1983 una Hermandad se ocupa de su perpetuación, celebrando un concurso anual, para elegir el mejor pastel de Pithiviers.




Ingredientes:
Para el frangipane (crema de almendras)
350 gr de Almendras crudas enteras
150 gr de Azúcar
120 gr de Mantequilla
1 Huevo
1 cucharada de Ron tostado
2 cucharadas/s colmadas de Harina
1 cucharadita de Extracto de almendras
Para el montaje:
2 planchas de Hojaldre
1 Yema de huevo
1 cucharada de Leche




Para hacer el frangipane trituramos las almendras (que habremos semi-tostado previamente) con el azúcar, para obtener una masa fina.
Añadimos la mantequilla, el huevo, el ron , el extracto de almendras y la harina y batimos bien hasta conseguir una masa muy suave y lisa.
Le damos forma de bola que vamos aplastando para tener la medida que queramos (yo lo hice con el molde de los tocinos de cielo) como si fuera una gran galleta, lo envolvemos en film y lo congelamos durante 45 minutos.




Extendemos una plancha de hojaldre un poco más grande que la medida del frangipane y le hacemos un circulo en medio y a partir de él seguimos decorando con ayuda de una puntilla o con un cuchillo de buen corte. Lo mantenemos en el congelador.




En la otra plancha, una vez extendida, colocamos el frangipane y pintamos alrededor con el huevo batido con la leche para que cuando pongamos encima el hojaldre decorado y presionemos  se selle bien. 
Repasamos los cortes, recortamos los bordes y mantenemos en la nevera mientras calentamos el horno a 200º.
Pintamos con ayuda de una brocha evitando que nos caigan churretones




Horneamos 45-50 minutos hasta que se infle y quede doradito. Lo retiramos a una rejilla y esperamos al menos 30 minutos antes de catarlo.
Es un pastel exquisito, suave y a la vez contundente, para degustarlo en pequeñas porciones, por eso es ideal cuando tenemos muchos comensales
¡Espero que disfruten de él!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...